Control automático de la salud


Control automático de la salud





Control de la salud

Los automotores cuentan con controles de funcionamiento cada vez más sofisticados que avisan cuando algunos de los componentes están deficientes o necesitan revisión. Los controles de los motores, los neumáticos, la dirección, los frenos, la colocación de los cinturones de seguridad, el cierre de las puertas y otros testigos de correcto funcionamiento sin indispensables para realizar un viaje seguro y sin contratiempos.

Nuestro cuerpo no dispone de esos controles y es de vital importancia tener control sobre el funcionamiento correcto antes de tener una dificultad seria. Existe un sistema integrado de control de la salud que tiene el tamaño de un teléfono celular y con solo llevarlo en el bolsillo de la chaqueta es suficiente para que este controle nuestras pulsaciones y nuestro ritmo pulmonar y cardíaco.

Este aparato también puede controlar nuestro  estado general con solo aproximar el ojo a la pantalla. Esta información será remitida al laboratorio que analizara y comunicará al médico de cabecera y al propietario del controlador si la dificultad de salud requiere de atención inmediata.