Fuegos Artificiales


Fuegos Artificiales





fuegos-artificiales

En muchos países es muy común que la gente festeje la llegada de la Navidad o del Año Nuevo con fuegos de artificio. Esta práctica entraña cierto riesgo, pero si se utilizan correctamente y respetando las instrucciones de los fabricantes el espectáculo que brindan es muy lindo.

Actualmente los grandes fabricantes extreman las medidas de seguridad para que la manipulación de los mismos no produzcan accidentes. Pero existen productos de venta ilegal que son realmente peligrosos porque no cumplen las normas de seguridad que los organismos estatales destinados a la regulación de los mismos establecen. La regla número uno, es sólo adquirir productos que estén aprobados por la entidad estatal encargada de controlar los artículos pirotécnicos.

Antes de encender alguna mecha es fundamental leer cuidadosamente las instrucciones y no permitir que niños manipulen estos elementos.Se debe evitar la utilización de botellas de vidrio que sirvan como base para el lanzamiento de las conocidas cañas voladoras.

Nunca se debe poner un explosivo tapado por algún objeto porque la onda expansiva puede impulsarlo de tal forma que hiera a alguien. Es muy difícil controlar y calcular la trayectoria que este puede tener. En caso de sufrir algún percance no se debe demorar en acudir a un centro médico de forma inmediata. No es bueno utilizar pirotecnia bajo los efectos del alcohol porque en ese estado se tiende a no prever claramente los peligros de esta actividad.